Reconoce Roberta Jacobson verdaderos objetivos de la política de Barack Obama hacia Cuba.

Por Arthur González.

Roberta Jacobson, sub secretaria de Estado para el Hemisferio Occidental durante la administración del presidente Barack Obama, y quien encabezó la delegación yanqui durante las conversaciones con Cuba para reanudar las relaciones diplomáticas, reconoció durante una entrevista concedida a la BBC el pasado 20 de junio 2019, que “la política de Obama hacia Cuba no fue un regalo al gobierno de Castro”.

Para aquellos que aun creían en las buenas intenciones del presidente Obama hacia Cuba, ahora comprobarán que solo buscaba derrocar el sistema socialista con una estrategia más acaramelada, para confundir y engañar, a partir del restablecimiento de las relaciones diplomáticas y el reconocimiento que: “años de enfrentamiento de su país con la Isla no dieron los resultados ambicionados por todas las administraciones”, desde que en 1959 Eisenhower iniciara la hostilidad política contra Fidel Castro.

Roberta Jacobson argumentó que “la estrategia era lograr que el gobierno de Raúl Castro, diera paso a un cambio de la economía socialista hacia la capitalista, situación que no sucedió”.

Agregó que, para intentar obtener sus propósitos, “Obama aprobó una nueva estrategia política que se fundamentó en establecer intercambios, visitas de estadounidenses a la Isla, más tecnología, y otras acciones, con el sueño de abrir la Isla de forma tal que se pudiera avanzar políticamente después”.

Por esas razones se confirma que lo hecho en materia de relaciones diplomáticas, viajes, intercambios y algunos acuerdos no fueron privilegios a la Revolución, sino para ir socavando los principios socialistas desde adentro, de forma inteligente, sutil y muy dulcificada.

Jacobson retirada del mundo diplomático y actualmente asesora principal del Albright Stonebridge Group, en Washington, explicó que “El presidente Trump no entiende que la negociación del gobierno de Obama con el régimen castrista, fue una manera de ayudar al pueblo cubano, para cambiar la Isla desde abajo y no desde arriba”.

Existen especulaciones de que los contactos de la administración Obama con funcionarios cubanos, les posibilitaron ejercer cierta influencia sobre estos, con el fin de que apoyarán la nueva política y evitar las barreras a los cambios, a partir de recomendaciones que pudo haber realizado el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, ya que, en el comunicado oficial del gobierno de Estados Unidos, emitido el 17.12.2014 se afirma:

“La administración continuará implementando programas de EE.UU. enfocados en promover el cambio positivo en Cuba, y fomentará reformas en nuestro compromiso de alto nivel con los funcionarios cubanos”.

Esa estrategia no es nueva y tiene antecedentes en lo que tramaba la CIA en 1967, cuando expusieron su nueva dirección de trabajo contra Cuba, la que planteaba entre otras cuestiones:

“Debemos tratar de desarrollar contactos dentro del círculo más íntimo de Castro, […] saber más acerca de quiénes son sus asesores y qué piensan”.

El 15 de agosto de 1968 durante reunión llevada a cabo con el Departamento de Estado, para analizar las próximas acciones contra Cuba, la CIA presentó un conjunto de propuestas, entre ellas:

“Abordar a los líderes cubanos alrededor de Castro para asegurarles que Estados Unidos no deseaban echar por tierra los logros de la Revolución, y estaban preparados para cooperar con ellos y apoyarlos en lo que fuera necesario, en un gobierno post CastroA cambio, la CIA lespropondrían trabajar secretamente, que brindaran información y quizás ejecutar acciones oportunas que acelerarán la sustitución de Fidel Castro como líder del país”.

Ya alejada del Departamento de Estado, Jacobson habló con más soltura al explicar parte de la estrategia seguida en las negociaciones con la parte cubana, confesando que:

“Decir que no recibimos lo suficiente por parte de los cubanos, es entender mal la razón para iniciar esa política”.

Y auguró:

“La actual estrategia de mi gobierno, de estrangular al gobierno cubano no va a funcionar, porque regresar a la misma política de los años ’60 y ’70 del siglo XX, no ha funcionado. Tenemos que recordar que otra de las razones de la política de la administración Obama, fue sacar el tema de Cuba como irritante en nuestras relaciones con el resto de América Latina, y eso fue un logro espectacular”.

Durante sus visitas a La Habana, Roberta Jacobson sostuvo encuentros con miembros de los grupos contrarrevolucionarios, creados por la CIA para ejecutar actos provocativos, estimulándolos a seguir las orientaciones de los “diplomáticos” yanquis, acreditados en la entonces Sección de Intereses de Estados Unidos.

Finalizada su misión al frente de las negociaciones, fue nombrada embajadora de Estados Unidos en México, aunque tuvo que esperar largos meses para ser ratificada por el Congreso, debido a la oposición de los miembros de la mafia anticubana.

La verdad siempre sale a flote, aunque realmente Obama nunca ocultó sus verdaderas intenciones y declaró públicamente que:

“Los cambios introducidos en nuestra nueva política potenciarán aún más nuestro objetivo de empoderar al pueblo cubano… Estas medidas servirán para fomentar aún más los contactos personales, respaldar con mayor fuerza a la sociedad civil en Cuba”.

“Con la apertura de nuestra embajada podremos aumentar considerablemente nuestro contacto con el pueblo cubano. Tendremos más personal, y nuestros diplomáticos podrán participar de manera más extensa en toda la isla, incluida la sociedad civil y con los cubanos que buscan alcanzar una vida mejor”.

De los yanquis nunca se podrá esperar limpieza de actuación, respeto al derecho ajeno y una relación transparente; sus pretensiones de apoderarse de Cuba se mantendrán eternamente, tal y como plasmó en abril de 1823, el entonces secretario de Estado, John Quincy Adams, en carta remitida a un agente secreto en Cuba, donde le orienta:

“Usted comunicará privadamente en notas confidenciales a este Departamento, todas las informaciones que le sean dable obtener con respecto a la situación política de la Isla, a las miras de su Gobierno y a los sentimientos de sus habitantes. Se mantendrá atento a cualquier agitación popular, sobre todo aquellas que puedan referirse a la cesión de la Isla por España a cualquier otra potencia…”

Nada ha cambiado desde entonces, el objetivo es el mismo, por eso nos alertaba José Martí:

“Impedir a tiempo con la independencia de Cuba, que se extiendan por las Antillas, los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza, sobre nuestras tierras de América”.

Destacado

DECLARACIÓN DE BRUNO RODRIGUEZ PARRILLA, MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES DE LA REPÚBLICA DE CUBA, EN LA SEXTA REUNIÓN DE MINISTROS DE RELACIONES EXTERIORES DE CARICOM – CUBA. GEORGETOWN, GUYANA, 14 DE JUNIO DE 2019.

El canciller cubano hace uso de la palabra

Honorable Karen Cummings, Ministra de Relaciones Exteriores de la República Cooperativa de Guyana;

Honorable Peter David, presidente del Consejo de Relaciones Exteriores y Comunitarias (COFCOR) de CARICOM;

 Embajador Irwing LaRocque, Secretario General de CARICOM;

Distinguidos Ministros de Relaciones Exteriores y Jefes de Delegación;

Con gran satisfacción asistimos a esta reunión entre hermanos y hermanas.

Aprecio la hospitalidad ofrecida por las autoridades de la República Cooperativa de Guyana y la Secretaría de CARICOM, que han hecho todos los esfuerzos posibles para garantizar el éxito de esta reunión. Me gustaría transmitir un saludo fraternal a los distinguidos ministros y jefes de delegación, así como nuestro agradecimiento por su asistencia, que muestra la voluntad de avanzar aún más en las relaciones de CARICOM con Cuba.

Esta Sexta Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de la Comunidad del Caribe y Cuba es una ocasión propicia para intercambiar información sobre el desarrollo de nuestras relaciones bilaterales.

La consistencia de estas reuniones evidencia, más allá de cualquier duda, la fuerza de nuestras relaciones.

El Caribe y Cuba comparten una historia común y enfrentan desafíos similares.

Cuba reitera su compromiso permanente de cooperar y compartir sus logros modestos con el Caribe. Sentimos que tenemos una deuda permanente de gratitud con CARICOM por su apoyo histórico y fraternal a Cuba. La actitud valiente de las primeras cuatro naciones caribeñas independientes, que pronto fue seguida por todas las demás una vez que lograron alcanzar su independencia, nunca será olvidada.

Cuba y el Caribe han desarrollado fuertes relaciones históricas. El mecanismo CARICOM-Cuba ha contribuido decidida y efectivamente a fortalecer nuestras relaciones.

Apenas hace unas semanas, inauguramos un monumento en memoria de los Héroes Nacionales del Caribe en un parque en el centro de La Habana, como un símbolo de la amistad que nos une y una expresión de la admiración y reconocimiento de los cubanos por los hombres y mujeres que convirtieron a este grupo de países en una comunidad digna, una política exterior independiente y una voz propia. Ese monumento refleja los sentimientos del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz por lo que él consideraba como sus amigos más cercanos, según afirmó, y cito: “Ninguna circunstancia cambiará el interés y la voluntad de Cuba para fortalecer los lazos de amistad y cooperación”. Con las naciones hermanas del Caribe. No escatimaremos esfuerzos para lograr la integración regional y la unidad de nuestros pueblos”.

Cuba reitera su voluntad de continuar fortaleciendo sus relaciones con todos los países miembros de CARICOM.

Nos complacen los resultados alcanzados hasta ahora por el Centro Regional para Fomentar el Desarrollo de Niños, Adolescentes y Jóvenes con Necesidades Educativas Especiales Asociadas a Discapacidades Físicas. Profesionales cubanos y guyaneses han ofrecido terapia física y ocupacional a 103 personas; La terapia del habla a 158 personas; y han impartido 98 cursos de formación pedagógica y 16 de psicopedagogía. Se ofrecieron un total de 56 sesiones de orientación pedagógica a docentes y directores. Creemos que todos los países de CARICOM pueden hacer un mejor uso de este esfuerzo conjunto en beneficio de los necesitados.

Asimismo, expresamos nuestra disposición a encontrar soluciones conjuntas para que la Escuela Regional de Artes del Caribe con sede en Jamaica pueda comenzar a trabajar.

Cuba ha cumplido su compromiso con respecto a las dos primeras etapas de la implementación de este proyecto, que fue sobre el diseño de los programas de estudio y los planes de estudio. La imposibilidad de encontrar una instalación adecuada para la escuela ha impedido un gran progreso, pero hemos recibido la excelente noticia de que el Gobierno de Jamaica comprará un terreno y contribuirá con fondos para la construcción de la escuela. Reiteramos nuestro compromiso de continuar apoyando la creación de la escuela en Jamaica junto con CARICOM y sus países miembros.

Nuestro país continuará apoyando el justo reclamo CARICOM de compensación por los horrores de la esclavitud y el genocidio perpetrado contra las poblaciones indígenas.

Rechazamos la decisión de no tener en cuenta la situación real y las necesidades del Caribe y que la cooperación se adapta arbitrariamente en función de las estadísticas según las cuales sus Estados miembros se clasifican como países de ingresos medios.

La persecución, las amenazas y las sanciones contra los sistemas financieros de algunos de nuestros países, que están siendo acusados ​​de mantener jurisdicciones no cooperativas, son inmorales y perjudiciales.

La vulnerabilidad de nuestras naciones a los efectos del cambio climático es preocupante.

Es precisamente en esta área donde hemos estado dando pasos importantes durante los últimos años. Se han firmado varios acuerdos de cooperación, a saber, uno entre las autoridades de Defensa Civil de nuestro país y la Agencia de Manejo de Emergencias por Desastres del Caribe (CDEMA) en diciembre de 2017 en el contexto de la Sexta Cumbre CARICOM-Cuba y, más recientemente, en Santa Lucía , una Declaración de Compromiso para fortalecer los sistemas de alerta temprana hidrometeorológicos en el Caribe. También hemos organizado en Cuba, con un alto nivel de aceptación y utilidad, varios eventos internacionales para discutir las experiencias internacionales más recientes en la mitigación del riesgo de desastres naturales, a los que asistieron especialistas de las agencias nacionales más importantes de nuestros países.

También debemos avanzar juntos en nuestras relaciones económicas y comerciales.

Estimados ministros y jefes de delegación:

Esta reunión se lleva a cabo en un momento en que la paz en nuestra región está en peligro. Tenemos el deber de reafirmar nuestro compromiso con América Latina y el Caribe como Zona de Paz, como se estableció en la Proclama aprobada por los Jefes de Estado y de Gobierno en la Segunda Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe celebrada en La Habana.

Solamente en  un clima de respeto y confianza mutuos prosperaremos como región.

Sólo la integración nos llevará a ese camino.

La paz no admite ambigüedades. No se puede decir que todas las opciones están sobre la mesa, cuando una de ellas, la que más se necesita, ha sido rechazada; Y eso es diálogo.

Acogemos con satisfacción la decisión de CARICOM, en vista de la amenaza del uso de la fuerza y ​​la interferencia extranjera, de ratificar su postura y defender la validez de los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional.

Nos reunimos en un momento en que se intenta restablecer la implementación de la Doctrina Monroe, que se opone a la Proclamación de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.

Quisiera reiterarles nuestra gratitud por su firmeza al denunciar la autorización del gobierno de los Estados Unidos para activar el Título III de la Ley Helms-Burton para que se puedan presentar demandas en los tribunales de ese país contra entidades cubanas o extranjeras que se comprometen legalmente en asuntos comerciales, negocios o inversiones en propiedades que una vez se nacionalizaron en Cuba en plena adhesión a las leyes nacionales e internacionales, como lo reconoció la decisión de la Corte Suprema de los EE. UU sobre el caso Sabatino.

La Ley Helms-Burton es arbitraria y también es un escándalo e insulto contra la soberanía de Cuba y de terceros Estados.

Hay un intento de asfixiar a la economía cubana y poner a nuestro pueblo de rodillas a través de la escasez y las dificultades, pero les puedo asegurar que tal intento fracasará.

Reconocemos su decisión resuelta e irrevocable de unirse a nosotros para rechazar el bloqueo genocida económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra nuestro país y el justo reclamo para ponerle fin.

Estimados ministros y jefes de delegación:

Participemos en una discusión profunda sobre nuestros puntos de vista, convencidos de que nuestra hermandad y amistad son indestructibles.

Muchas gracias.

Tomado de @cubaminrex

Los cambios de sistema que le exigen a Cuba.

Por Arthur González.

Niños cubanos

Recientemente el presidente Donald Trump declaró que hace todo lo posible por erradicar el socialismo de America Latina, específicamente en Cuba, Venezuela y Nicaragua, vieja pesadilla que impide el sueño de todos los mandatarios yanquis, pero a pesar de sus leyes y operaciones encubiertas, no han podido lograrlo.

Sus campañas van dirigidas a satanizar al sistema socialista, en especial a su economía, con repeticiones de que “es ineficiente y no da resultados”.

Sin embargo, no hablan de las zancadillas que ponen a los países que adoptaron el socialismo, con el objetivo de impedir su desarrollo para que no sea imitado por otros.

Analistas del Council on Foreign Relation de Estados Unidos así lo afirman, al expresar en 1999:

“La oposición de EE.UU. a la Revolución cubana y el apoyo a la democracia y al desarrollo en este hemisferio, lograron frustrar las ambiciones cubanas de expandir su modelo económico e influencia política”.

Son innegables las dificultades económicas que sufre la economía cubana desde 1960, no por su sistema socialista como los yanquis y sus aliados quieren hacerle creer al mundo, sino, por las medidas coercitivas que le impusieron desde instrumentó medidas para favorecer al pueblo y defender su soberanía nacional frente la dominación que tenía Estados Unidos.

La primera medida contra la Revolución, fue la negativa a venderle petróleo, seguida de la eliminación de la cuota azucarera, situación muy difícil de resistir en un país subdesarrollado y absolutamente dependiente de la economía yanqui.

Los que exigen cambios, parece olvidar la despiadada guerra económica, comercial y financiera que impuso Estados Unidos, para provocar una rebelión del pueblo cubano contra la Revolución, a partir de la insatisfacción de sus necesidades, algo expuesto claramente en la Operación Mangosta, desarrollada por el Grupo Especial Ampliado del Consejo de Seguridad Nacional, para el trabajo contra Cuba.

Un informe del gobierno de Estados Unidos del 4 de mayo de 1961, publicado en el FRUS del Departamento de Estado, Volumen X, 1961-1963, expone entre otras cuestiones:

“Los puntos económicos vulnerables del régimen de Castro incluyen su posición de intercambio foráneo, la escasez de piezas de repuesto y materias primas, la falta de técnicos y personal de dirección, la decadencia del ingreso per cápita y la escasez de consumo. […] La imposición del Acta de Comercio con el Enemigo contra Cuba, reducirá las ganancias del intercambio extranjero de Cuba con Estados Unidos y que extendería el embargo de exportaciones estadounidenses a todos los productos y la campaña de sabotajes limitados contra las industrias e instalaciones cubanas, lo que agravarían estos problemas…

A pesar de esos planes, Cuba logró alfabetizar a todo su pueblo, abrió la enseñanza gratuita; ofreció servicios de salud a la población citadina y rural sin costo alguno; organizó programas de educación cultural en escuelas especializadas; el deporte se constituyó en un derecho del pueblo, lo que le permitió avanzar en la producción industrial y agrícola para resistir la guerra económica impuesta.

Por supuesto que las penurias se sintieron en la población, de ahí la organización de una cartilla de alimentos racionados para que nadie se quedara desamparado, algo que se mantiene con precios subsidiados, que, si bien no satisfacen todas las necesidades, permiten una canasta básica que no poseen los millones de pobres en América Latina.

Los que culpan de todos los males al sistema socialista no toman en cuenta que ningún otro país, sin apoyo popular, ni consiente de quien es el verdadero responsable de sus penurias, hubiese resistido 60 años de cruel bloqueo comercial y financiero impuesto por Estados Unidos.

Existen cuestiones internas que Cuba debe transformar y de hecho lo hace, pero no con el diseño que prefieren los yanquis para volver a apoderarse de la Isla, y aunque se ejecuten medidas en la economía, no se puede pasar por alto lo que afirma la CIA en uno de sus informes:

“El principal objetivo de los programas encubiertos contra Castro es completar el aislamiento económico, político y psicológico de Cuba respecto a América Latina y el mundo libre…. estas medidas han sido en buena parte responsables de las actuales dificultades económicas de Castro, pero pudieran adoptarse nuevas y eficaces medidas de Guerra Económica”.

¿Qué país del mundo es sometido a la guerra financiera que soporta Cuba, que se le impide utilizar la banca internacional para el pago de sus importaciones y el cobro de sus exportaciones?

Recientemente el economista de origen cubano, Carmelo Mesa Lago, afirmaba en una entrevista:

“El sistema de planificación central que tiene Cuba ha fracasado en todo el mundo, ese es el principal culpable de todas estas cosas […] Yo aspiro a un modelo que permita un crecimiento económico, y que a su vez incremente las exportaciones para que financie las importaciones, porque lo que ha ocurrido en Cuba es una reducción de las exportaciones…”

Cuba subsiste por la ingeniosidad de sus profesionales y el apoyo valiente de amigos, porque la persecución financiera es total para ahogar su economía.

Barack Obama desató una feroz cacería a la banca internacional, e impuso record de multas a quienes ejecutaron transacciones con Cuba, algo que continúa Trump, al implementar nuevas medidas de guerra económica.

Entre los años 2009 y 2016, las 49 multas aplicadas a prestigiosos bancos extranjeros alcanzaron una cifra de 14 mil 397 millones 416 mil 827 dólares.

¿Cuáles serían las soluciones del profesor Mesa Lago ante este panorama? ¿Pensará él y otros, que ampliando el trabajo no estatal en Cuba se puedan aumentar las importaciones, la inversión extranjera y las exportaciones, y violar la guerra económica y comercial aplicada desde 1962?

No por gusto Donald Trump acaba de autorizar la implementación del Título III de la Ley Helms-Burton, buscando atemorizar a los inversionistas extranjeros.

Es fácil idealizar soluciones detrás de una mesa, pero comprar todo lo que requiere un país, producir con equipos obsoletos sin piezas de repuesto, pagar las deudas y satisfacer las necesidades crecientes del pueblo sin financiamiento, es otra cosa.

¿Qué cambios tendrán que hacer los países latinoamericanos con un sistema político y económico capitalista, que hoy acumulan 246 millones de personas en pobreza y pobreza extrema?, (cuatro de cada diez ciudadanos)según informe presentado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

De acuerdo con ese estudio, Argentina, Brasil, Costa Rica, Ecuador, Panamá, Paraguay y Perú, alcanzan una taza de pobreza entre el 15% y el 25%; República Dominicana y Colombia, se encuentran entre el 25% y el 35%; y en Bolivia, El Salvador y México, la pobreza supera el 35% de su población.

En Cuba, a pesar de las limitaciones, no se acuesta un solo niño sin comer, ni deja de asistir a la escuela o recibir atención media gratuita, incluidas 13 vacunas; todas las mujeres paren a sus hijos en hospitales y tienen el mismo derecho que los hombres al trabajo, y recibir igual salario por el mismo cargo. Además, el estado le ofrece un año de licencia de maternidad pagada.

Esas y muchas otras ventajas solo las ofrecen un sistema socialista, razones por las que Estados Unidos no lo tolera, por ser un mal ejemplo, incluso para los norteamericanos donde millones de ellos carecen de seguro médico.

Un estudio reciente arrojó “un panorama desolador de la desigualdad económica en la zona metropolitana de Miami, donde 30 personas con un patrimonio superior a los mil millones de dólares, ocupan lo más alto de la pirámide, sobre un nivel de pobreza amplia y profunda, una clase media pequeña y cada vez menor, y una fuerza de trabajo que depende de empleos mal pagados en los servicios”.

“Más de 14 por ciento de los vecinos de Miami-Dade viven en la pobreza, el noveno índice mayor entre las grandes zonas metropolitanas de EEUU. El mayor índice de pobreza está entre los adultos mayores; los negros tienen dos veces y media más probabilidades de vivir en la pobreza que los blancos y los latinos dos veces más”.

Entonces, ¿Quiénes tienen que cambiar para acabar con tanta desigualdad y pobreza?

Cuba hace los cambios que requiere, pero no renunciará al socialismo para caer en los brazos del capitalismo con sus cantos de sirena.

Preciso fue José Martí cuando dijo:

“Se puede afirmar que ni actividad, ni espíritu de invención, ni antes de comercio, ni campos para la mente, ni ideas originales, ni amor a la libertad siquiera, ni capacidad para entenderla, tenemos que aprender de los Estados Unidos”.

Emancipación caribeña centra debate en coloquio cultural en Cuba

Emancipación caribeña centra debate en coloquio cultural en Cuba

Las influencias ideológicas en las independencias del Caribe centrarán las conferencias, paneles y debates que se inician hoy en esta capital como parte del VII Coloquio Internacional sobre la diversidad cultural de la región.

Artistas e investigadores de una quincena de países prestigian el evento que se desarrolla en la Casa de las Américas hasta el 24 de mayo, organizado por el Centro de Estudios del Caribe y la colaboración de la Oficina Regional para México, Centroamérica y el Caribe de la Rosa Luxemburg Stiftung.

Las jornadas académicas comenzarán con la conferencia del cubano Alberto Prieto, mientras especialistas de la nación caribeña, Puerto Rico y Estados Unidos tendrán su cargo los paneles sobre rebeldía de pensamiento, tansculturación, interculturalidad, gestión de políticas culturales, estudios histórico-artísticos del Caribe, revoluciones sociales y su impacto regional.

De igual forma se presentarán y pondrán en circulación varios libros cubanos, entre los cuales destacan, La evolución del poder en la Revolución cubana, de Juan Valdés Paz, El Gran Caribe, de Prieto y Destino: Haydee Santamaría de Caridad Tamayo y Karem Tiffany Castañón.

Entre las propuestas de la jornada inaugural resaltan también la proyección del documental Vamos a caminar por Casa de Víctor Casaus y la inauguración de las exposiciones El cartel de la Revolución y Granada y la Casa de las Américas.

El coloquio está estructurado a partir de conferencias, paneles, talleres, exposiciones, performances y otras actividades vinculadas a las revoluciones sociales en el Caribe y su trascendencia mundial, la intelectualidad y su relación con las independencias, la rebeldía de pensamiento y el feminismo, los movimientos de mujeres y estudios de género.

Así mismo tendrá un papel relevante el arte y su compromiso ético y estético con los procesos de resistencia y cambio social, la lucha por la identidad cultural desde los grupos de creadores, entre otras temáticas.

Prestigiarán el evento representantes de países como Sudáfrica, Guadalupe, Nueva Caledonia, Martinica, Argelia, Cuba, Haití, Jamaica, Puerto Rico, Estados Unidos, México, Costa Rica, Colombia y República Dominicana.

En los próximos días quedará inaugurada la muestra Entre papeles y memorias: cuatro décadas del Centro de Estudios del Caribe y se desarrollarán los talleres de danza Arte y Resistencia y de bailes de salón, el foro audiovisual con un ciclo de cine cubano de temática caribeña en homenaje al realizador Rigoberto López y presentaciones de libros.

En CubaSí

Cuba y Venezuela unidas por la solidaridad

La solidaridad cubana hacia la República Bolivariana de Venezuela quedó demostrada durante un encuentro en La Habana entre estudiantes, profesores y representantes de diversos movimientos sociales con miembros del Gobierno de la nación sudamericana.Justo a un año de la reelección del presidente venezolano Nicolás Maduro, con el 68 por ciento de los votos electorales, el canciller de ese país, Jorge Arreaza, reafirmó que la situación existente es parte de un guion elaborado por el Gobierno de los Estados Unidos para apoderarse de las riquezas naturales de la patria de Bolívar y Chávez.

Acerca de las declaraciones de funcionarios norteamericanos sobre la presencia de supuestos militares cubanos en Venezuela, Arreaza aclaró que ‘Cuba le da a Venezuela a

mor, vida, salud, educación con sus médicos, deportistas, intelectuales y artistas, quienes construyen una relación de respeto mutuo y amistad entre ambos pueblos’.

La presidenta del Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los pueblos, Graciela Ramírez, anunció el inicio de una campaña de envío de cartas a la Asamblea General de la ONU y a Michelle Bachelet, alta comisionada para los Derechos Humanos de ese organismo, a fin de abogar por un plan de acción urgente contra la injerencia norteamericana en América Latina.

‘Esta batalla no es solo de una nación, sino de todo el continente, pues con Venezuela se juega el destino de Latinoamérica, asunto que no es una mera advertencia sino una realidad’, resaltó Ramírez.

En declaraciones a Prensa Latina, la estudiante de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI) Yadelis Velázquez expresó que ante el recrudecimiento de la política norteamericana a Cuba y Venezuela ‘los jóvenes mantendremos el apoyo a los procesos revolucionarios en la región’.

Por su parte, el profesor de la UCI Pedro Mederos recriminó la campaña difamatoria de algunos medios de prensa internacionales contra la labor humanista de los doctores cubanos en Venezuela, que ‘pretende tergiversar el verdadero sentido del ejército de batas blancas allí’, sostuvo.

El educador abogó también por la necesidad de levantar más banderas de paz, amor y esperanza en todas las plazas del mundo, como muestra de los lazos pacifistas y de altruismo que unen a estos dos países.

En Radio Sanctispíritus

Lo que callan los medios sobre la marcha LGBTI en Cuba

May 17

Publicado por mambisa



Son muchas las imágenes que pululan en las redes sociales y en distintos medios de prensa internacional sobre la marcha que el pasado 11 de mayo convocaron algunos “activistas independientes” de la comunidad LGBTI cubana. En la inmensa mayoría de ellas, existe un deleite morboso por mostrar la detención de cuatro personas que insistieron en continuar la marcha, desatendiendo las consideraciones de las autoridades que, ante la inexistencia de un permiso oficial, urgieron a los participantes a no continuar desfilando por calles de abundante tránsito.
En el video que Razones de Cuba comparte sus lectores vemos el intercambio entre un funcionario de la PNR y varios de los manifestantes, sin arma alguna mediante, en un tono de respeto y argumentación lógica. Los medios suelen callar estos detalles, intentando mostrar que la marcha fue reprimida en su totalidad y no dar a luz estos testimonios de que la inmensa mayoría de los participantes en la manifestación sostuvieron un diálogo con las autoridades, sin exabruptos ni deseo alguno de romper con la institucionalidad.
Respeto, razón y paz: puntos cardinales de la tranquilidad ciudadana, para la búsqueda en Cuba del bienestar individual y general bajo el imperio de la ley.

Cinco maneras diferentes de preparar el café cubano

El café es, sin dudas, una de las bebidas más típicas cubanas. Tomado por niños, jóvenes y ancianos, es lo primero que se brinda cuando llega alguien a casa; se comparte con amigos, con la familia y en todas partes. Aquí te dejo cinco modos diferentes de preparar el café para que sorprendas a todos.

Café a la canela

Ingredientes (para 1 ración): 1 taza de café (45 ml), ½ cucharadita (6g) de canela en polvo y 1 ramita de canela.

Modo de preparación: Mezcla el café caliente con la canela, sirve en una taza para café con las ramitas de canela y endúlzalo al gusto.

Café a la Vie

Ingredientes (para 1 ración): 1 taza de café, 1 cucharadita (10 g) de azúcar moreno, 6 cucharadas de crema de Vie y ¼ de cucharadita (3 g) de canela en polvo.

Modo de preparación: mezcla el café recién colado con el azúcar, agrega la crema de Vie, previamente enfriada, sirve en una copa y espolvoréala con canela.

Café al caramelo

Modo de preparación: mezcla el café caliente con el caramelo, ponlo encima de la leche y sírvelo inmediatamente.

Ingredientes (para 1 ración): 1 taza de café, 1 cucharada (20 g) de caramelo líquido y 1 cucharada (15 ml) de leche.

Café al chocolate

Ingredientes (para 1 ración): 1 taza de café, 1 cucharadita (10 g) de azúcar moreno, ½ cucharada (12 g) de chocolate en polvo y ½ cucharadita (6 g) de canela en polvo.

Modo de elaboración: endulza el café, disuelve el chocolate en polvo, aromatiza con canela y sírvelo.

Café al jengibre

Ingredientes (para 4 raciones): 4 tazas de café fuerte (180 ml), 1 rodaja de 1 cm de jengibre, 4 cucharaditas (28 g) de miel de abejas y 4 cucharaditas (20 g) de nata.

Modo de preparación: mezcla el café con el jengibre rallado, pon la miel en las tazas, vierte el café caliente y decora con la nata.

Por Tery Amores

La Santa Mambisa

El café es, sin dudas, una de las bebidas más típicas cubanas. Tomado por niños, jóvenes y ancianos, es lo primero que se brinda cuando llega alguien a casa; se comparte con amigos, con la familia y en todas partes. Aquí te dejo cinco modos diferentes de preparar el café para que sorprendas a todos.

Café a la canela

Ingredientes (para 1 ración): 1 taza de café (45 ml), ½ cucharadita (6g) de canela en polvo y 1 ramita de canela.

Modo de preparación: Mezcla el café caliente con la canela, sirve en una taza para café con las ramitas de canela y endúlzalo al gusto.

Ver la entrada original 219 palabras más